loader image

El año 2020 cierra con el menor número de fallecidos en accidentes de tráfico de la historia

Fuente / El Economista. Fecha noticia: 07/01/21

El año 2020 ha concluido con 870 fallecidos en accidentes de tráfico, un dato “histórico” al ser la cifra más baja desde 1960, según el balance de Tráfico, lo que supone un descenso del 21% en comparación con los 1.098 fallecidos en 2019.

Parte de culpa la ha tenido las restricciones a la movilidad aplicadas por el Gobierno con el objetivo de reducir el avance de la pandemia de coronavirus.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha informado hoy de este dato “histórico” junto al director general de Tráfico, Pere Navarro, en la rueda de prensa sobre el balance de accidentalidad vial del año que acaba de finalizar.

Este balance contabiliza las víctimas registradas en las 24 horas siguientes a los siniestros y solo en vías interurbanas.

Durante 2020 se produjeron 797 accidentes mortales en los que fallecieron 870 personas y otras 3.463 requirieron ingreso hospitalario, lo que supone un descenso del 22% con respecto a 2019 en el número de siniestros (213 menos).

El ministro ha valorado estas cifras, que se dan en un contexto de un menor número de desplazamientos de largo recorrido (un 25% menos y 321 milllones), un incremento del parque de vehículos (un 1% y 34,8 millones) y del censo de conductores (0,7% y 27,1 millones), aunque ha precisado que las instituciones no pueden estar satisfechas mientras haya algún fallecido.

Este descenso ha sido mayor en fines de semana (-35,5%) que durante los días laborables (-20,8%) y en vehículos ligeros (-29,4%) que en vehículos pesados (-2,6%), ya que estos últimos han seguido abasteciendo a toda la población incluso durante el periodo más duro del confinamiento..

Desde marzo (incluido), descienden los fallecidos todos los meses excepto septiembre (un 1% más). Los máximos descensos en las cifras de fallecidos se registraron en abril (-59%) y mayo (-50%), de manera equivalente a los mayores descensos en movilidad del año (-75%, y -60%, respectivamente). Los menores descensos en cuanto al número de fallecidos se produjeron en julio (-3%), agosto (-11%), y octubre (-8%).

De hecho, Grande-Marlaska ha asegurado que “no es un balance triunfalista, ya que siguen siendo cifras inaceptables para cualquier sociedad y para los que trabajamos en el Ministerio del Interior y en la DGT, ya que sabemos que esas muertes son evitables en su mayoría”.

Ha puesto de relieve también que el año pasado hubo 32 días en los que no se registraron víctimas mortales en vías interurbanas, y que se ha contabilizado un fallecido en autocar en todo el año en todas las carreteras, uno más que en todo 2019.

Por tramos de edad, se ha observado un menor descenso de fallecidos entre los jóvenes de 15 a 24 años y en el grupo de 55 a 64 años con un -15% en ambos grupos. Los mayores descensos se han registrado en los grupos de edad de 45 a 54 años (-26%), 25 a 34 años (-23%), mayores de 64 años (-23%), y hasta los 14 años (de 19 a 7 fallecidos).

Preguntado por la propuesta de la Fiscalía de Salamanca de identificar a los mayores de 70 años con un distintivo con la letra ‘M’ en el vehículo, Grande-Marlaska ha apuntado que “las personas de 70 años no son vulnerables, por lo que no está en nuestra agenda. Lo que siempre está en la agenda es garantizar la seguridad, y dentro de ella que las condiciones psicotécnicas y psicofísicas de todos los que utilizamos vehículos de motor sean las oportunas y necesarias para hacerlo en condiciones de seguridad para todos”.

El balance refleja sin embargo que los colectivos considerados vulnerables han supuesto el 36,4% de las muertes en 2020. Entre estos los motoristas fallecidos, que ascendieron a 189 menos, lo que supone un 34% menos en tasa interanual. También murieron 36 ciclistas, un 10% menos que en 2019, y 92 peatones, un 22% menos.

Otro dato relevante es que el 14,3% de los fallecidos en turismos y furgonetas (125 personas) no llevaba puesto el cinturón. De hecho, Grande-Marlaska ha hecho hincapié en el incremento de la no utilización del cinturón de seguridad.

Asimismo, en 2002 ha aumentado el uso del casco en la motocicleta un 2%, aunque seis motoristas no lo usaban, lo que supone el 3,7% de los fallecidos en este medio de transporte. Por su parte, el 36% de los ciclistas fallecidos no hacían uso del caso, un total de 13 personas.

Por tipo de accidente, el 44% de los fallecidos (380 personas) se ha debido a salidas de la vía, algo que para Grande-Marlaska ha tenido que ver con “velocidad excesiva, unida al alcohol, al consumo de drogas y a las distracciones, como el uso del teléfono móvil”. En tasa interanual, las salidas de la vía se han reducido un 11%, aunque el porcentaje se ha incrementado de un año para otro, pasando del 39% del total al 44%.

Le han seguido las colisiones frontales, que han acumulado el 20% de los fallecidos (172 muertes), y las colisiones laterales y frontolaterales (13% de las muertes y 111 fallecidos). Si se comparan estos datos con los de 2019, las colisiones frontales han caído un 31%, mientras que las laterales y frontolaterales han descendido un 16%.