loader image

El coche compartido y el ‘carsharing’ se posicionan para la movilidad del futuro

Fuente: ABC Motor. Fecha noticia: 12/07/21

Varios estudios han demostrado que con un coche compartido se pueden sustituir hasta 20 vehículos privados

El mercado de la movilidad se recupera a la vez que lo hace el resto de la economía. Por ejemplo, en España, actualmente, el sector del taxi registra un crecimiento positivo y acumulado cercano al 5% semana tras semana, y ya se encuentra cerca de los niveles registrados previamente a la pandemia.

El fenómeno del ‘carsharing’ y el coche compartido toman de nuevo posiciones y aceleran su implantación como una alternativa de movilidad para el futuro más próximo.

Según explica a este diario Jaime Rodriguez de Santiago, Director General de FREE NOW en España, «Además de los viajes de ride-hailing, FREE NOW ha registrado un incremento del 125% de las opciones de micromovilidad y coche compartido en Europa, entre marzo y mayo de 2021. Esto se debe gracias a la estrategia de crecimiento de la compañía con partners de movilidad líderes en diferentes categorías».

Para David Bartolomé, Managing Director de SHARE NOW, tras el levantamiento de la mayoría de las restricciones, «experimentamos una rápida y fuerte recuperación de nuestro servicio. Esto nos demuestra que el coche compartido se percibe como un medio de transporte seguro que combina la flexibilidad con la individualidad». El directivo avanza que dos aspectos que van a ser aún más importantes después de la pandemia: «a nivel europeo experimentamos una fuerte tendencia hacia los alquileres más largos. Una evolución que esperamos que se acentúe aún más de cara al próximo periodo vacacional. El coche compartido no se limita a los trayectos cortos de un minuto, sino que también es una alternativa cómoda para los viajes más largos«.

Con este futuro en mente la plataforma de movilidad europea FREE NOW y SHARE NOW, empresa pionera en el uso de coches compartidos, han acordado integrarse en una única app común. La integración técnica se llevará a cabo a partir de finales de julio, que será cuando los usuarios de Francia, Alemania, España e Italia podrán reservar sus viajes en coche compartido de forma flexible a través de la aplicación FREE NOW. Los usuarios de Alemania, concretamente de Frankfurt y Stuttgart, serán los primeros que podrán disfrutar de la integración, mientras que en el resto de países se irá realizando a lo largo del verano. FREE NOW se convierte en la plataforma con más vehículos para reservar de Europa.

Según explica Jaime Rodriguez de Santiago, en los últimos años, «hemos pasado del concepto car-centric a people-centric, en lo que se refiere a la movilidad urbana. El sector de la movilidad trabaja, en general, por devolver el espacio de las ciudades a las personas y promover una movilidad urbana eficiente, sostenible, digital y segura. Sobre todo después de la pandemia». y en este sentido considera que el car sharing se posiciona así como una alternativa al vehículo en propiedad, que ofrece grandes ventajas tanto al usuario – como ahorro económico, o mayor comodidad y flexibilidad de uso-, como a las ciudades – por ejemplo, reducción de los niveles de contaminación o de la congestión por tráfico y, por ende, mejora de la movilidad urbana.

Para David Bartolomé, el coche compartido «ofrece todas las ventajas del uso de un coche privado sin tener que comprometerse a tenerlo en propiedad«. Desde su punto dwe vista, al compartir un coche »los ciudadanos siguen teniendo la flexibilidad que necesitan y, además, reducen el impacto sobre el medio ambiente«.

Varios estudios han demostrado que con un coche compartido se pueden sustituir hasta 20 vehículos privados. De este modo, el uso del carsharing «reduce significativamente el tráfico, la escasez de plazas de aparcamiento y las emisiones en las ciudades», añade Bartolomé.

Estos efectos positivos se potencian cuando se utilizan flotas eléctricas como estamos haciendo en Madrid. Las claves, según el directtivo, son la libertad y la flexibilidad. «Les pondré un ejemplo: Si tengo una cita para cenar en el centro de la ciudad, puedo optar por conducir un SHARE NOW, aparcar en uno de nuestros puntos de recarga, enchufar el coche y obtener un crédito de 4 euros por él, y después de comer y tomar un vino con los amigos, volver a casa en FREE NOW. Ahora todo está en la misma APP. Al final, los ciudadanos definen su propia combinación de movilidad en función de sus necesidades, y a nosotros, como proveedores de movilidad, nos corresponde satisfacerlas«.

¿Qué es el carsharing?

El funcionamiento del carsharing es sencillo: el cliente tiene que descargarse una aplicación, registrarse, aportar un método de pago y su permiso de conducir. Con esto ya puede consultar el coche más cercano a su localización y hacer la reserva de forma telemática. Las empresas que ofrecen este servicio destacan, además, sus beneficios medioambientales, ya que buena parte de la flota son vehículos eléctricos o híbridos enchufables.

Sus orígenes en España se remontan a 2010 con el nacimiento, en marzo, de Respiro y en octubre de Bluemove -con posterioridad denominada Ubeeqo-. Estas marcas ofrecían una alternativa al coche particular con la que desaparecían los gastos de aparcamiento, seguro y mantenimiento. En noviembre de 2015 entró en el mercado Car2go (Ahora SHARENOW) con 350 biplazas eléctricos. En la actualidad FREE NOW, es una empresa de movilidad multiservicio respaldada por Daimler y BMW. Además del servicio de transporte privado, FREE NOW ahora también ofrece servicios de micromovilidad, como patinetes,bicicletas, motos y coches compartidos. Consta de los servicios FREE NOW (10 mercados europeos) y Beat (5 mercados latinoamericanos y 1 europeo).

Un año más tarde, a finales de 2016, a Car2go le salió un competidor: Emov llegaba a Madrid con 500 coches. En diciembre de 2017 empezó a funcionar Zity, surgida de la asociación de Ferrovial y de Renault, también con una flota de medio millar de vehículos. La última firma en introducirse en el mercado fue Wible, (Repsol y Kia) que arrancó su andadura en junio de 2018.

Según explica David Bartolomé, Managing Director de SHARE NOW «el carsharing no se limita a un determinado grupo de clientes. Es un servicio que puede ser utilizado por todo el mundo. Lo único que se requiere es un smartphone y un permiso de conducir válido».