El mítico Renault 4 también podría volver como eléctrico

Fuente /Autocasión. Fecha noticia: 15/02/21

Renault apuesta por recuperar los “clásicos” de su historia automovilística y pretende resucitar al Renault 4, el mítico “4 latas”.

Hace unas semanas, Renault nos presentaba su visión de cómo será el Renault 5 del futuro. En forma de prototipo eléctrico, nos mostraba esa reencarnación del mítico utilitario francés que debutaba allá por 1972 y que pronto volverá a ser un modelo de producción.

La acogida por parte de los medios de comunicación y los aficionados no puede haber sido mejor gracias a su diseño y su futuro electrificado, que le dan unas perspectivas de ventas bastante optimistas.

Apostar por lo retro sale a cuenta

Como es bien sabido, no es la primera (ni será la última) marca automovilística que apuesta por el pasado para encarar el futuro. Ya lo hemos visto en Volkswagen (Beetle), BMW (Mini) y más recientemente en Honda con el Honda e, la conexión con modelos clásicos suele funcionar bien y con el Renault 5 puede seguir siendo así.

Ahora, ciertas informaciones de medios británicos señalan que Renault también quiere “resucitar” al clásico Renault 4, que también volvería como un vehículo eléctrico.

La revista Autocar afirma haber recibido la confirmación de fuentes internas de la compañía de que el Renault 4 eléctrico llegará al mercado en 2025. Al igual que el Renault 5 EV (que se comercializará en 2022), el nuevo Renault 4 utilizará la plataforma de vehículos eléctricos CMF-B de la compañía y compartirá muchos de sus componentes mecánicos. La diferencia entre ambos modelos radicará en su diseño general y en el segmento al que se dirige.

El Renault 4 original era un vehículo versátil y se entiende que el nuevo modelo continuará con esta filosofía y tendrá unas dimensiones más parecidas a las de un crossover compacto que al diseño de utilitario del nuevo Renault 5.

Conocido popularmente como “cuatro latas” en España, el Renault 4 nació con el difícil objetivo de plantar cara a otro de los grandes iconos de la época, el Citroën 2CV, algo que consiguió. De hecho, mientras que se produjo, entre 1961 y 1992, se vendieron más de ocho millones de unidades en todo el mundo.