loader image

Este Batmóvil puede ser tuyo por el precio de un compacto

Fuente /Autocasión. Fecha noticia: 03/04/21

Una réplica del Batmóvil utilizado en las películas de Batman de Tim Burton se subasta a un precio más que interesante

La fiel reproducción del coche utilizado en las películas de Batman dirigidas por Tim Burton ha sido puesta a la venta por Bonhams.

Ahora, con el lanzamiento de “La Liga de la Justicia de Zack Snyder”, los superhéroes de DC Comics vuelven a estar en el candelero. Uno de los grandes protagonistas del filme es, como no, Batman, el denominado caballero oscuro.

Hacerlo costó casi 175.000€, ahora se vende por mucho menos

Si eres uno de los grandes aficionados de este justiciero, ahora tienes la oportunidad de parecerte más a él a un precio no demasiado elevado. En una subasta en Gran Bretaña se ha puesto a la venta una fiel reproducción del Batmóvil, el coche que el Hombre Murciélago condujo en las películas que dirigió Tim Burton y que protagonizó Micheal Keaton allá por los años 90.

El Batmóvil será ofrecido por Bonhams en Londres en un evento a finales de este mes, con un precio que se espera sea de entre 20.000 y 30.000 libras, entre 23.000 y 35.000 euros. A diferencia de la turbina del jet que equipaba el coche visto en la gran y pequeña pantalla, la réplica a la venta está impulsada por un motor Chevrolet de 5,7 litros capaz de entregar 380 CV.

Una potencia más que respetable que debería permitirte perseguir a los malos y evitar que la policía te identifique, si es que te da por imitar a Batman.

Este Batmóvil fue encargado por Phil Garlick, un empresario inglés que quería utilizarlo como coche especial para eventos. Su carrocería fue fabricada por Z Cars en fibra de vidrio, utilizando los moldes originales que llegaron directamente desde Estados Unidos. Tiene un techo solar corredizo, con un salpicadero lleno de luces indicadoras, casi como el Batmóvil original, aunque éstas no te permitirán usar gadgets o disparar a través de armas ocultas.

La factura de la construcción fue de unas 150.000 libras (casi 175.000 euros), más del doble de las 70.000 libras (en torno a 82.000 euros) que se habían presupuestado originalmente para construir esta réplica. El coche fue durante un tiempo propiedad del Museo del Motor de Londres, pero el cierre forzoso de las instalaciones en 2018 debido a algunas disputas legales obligó al museo a vender esta réplica, que ahora puede ser tuya.