La conducción se altera con la pandemia y aumenta la velocidad

Fuente / La Vanguardia  Fecha noticia: 19/01/21

El número de víctimas mortales en accidentes de tráfico sigue siendo un problema real y global que preocupa a los países. Sobre la mesa está analizar sus causas para proponer nuevos paquetes de soluciones. Entre las causas más comunes de estos accidentes, los estudios de todo el mundo señalan en primer lugar a la mala conducción: velocidades inadecuadas, no respetar la distancia de seguridad o no usar correctamente los intermitentes.

Según la Comisión Europea, entre el 40 y el 50% de los conductores europeos conduce más rápido de lo que recomienda el límite de velocidad de cada vía. En este sentido, entre el 10 y el 20% supera el límite marcado en 10km/h. Ir a una velocidad superior a la recomendada aumenta el riesgo de sufrir un accidente.

Un informe de Autopistas, de Grupo Abertis, alerta que el 58% de los vehículos ligeros supera la velocidad máxima

De hecho, según varias investigaciones, el riesgo de verse implicado en un accidente, si existe exceso de velocidad, es de 12,8 veces más. Y los accidentes a altas velocidades causan un daño mayor que cuando se circula a una velocidad inferior. A este respecto, el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte ha calculado que si las velocidades medias se redujeran solo 1km/h, podrían evitarse más de 2.000 víctimas mortales al año en accidentes de tráfico.

RELAJACIÓN POST COVID

2020 ha sido un año de nuevas rutinas y hábitos. España, al igual que todo el mundo, se vio sacudida por una crisis sanitaria que, en menos de un año, ha supuesto un choque para la economía, la salud o la educación. El año del coronavirus vino marcado por un confinamiento inicial y soluciones en las que la movilidad se ha visto afectada con el propósito de frenar los contagios.

Autopistas, compañía del Grupo Abertis, ha analizado el comportamiento en su red vial durante estos complicados meses y alerta de unas conclusiones preocupantes. Con el descenso de tráfico derivado de dichas restricciones de movilidad – se redujo un 37,9% en las autopistas- se evidencia cierta relajación a la hora de coger el coche. Y esta se traduce en un incremento de la velocidad por parte de los conductores.

Con el descenso de tráfico del 37,9% derivado de las restricciones de movilidad se evidencia cierta relajación a la hora de coger el coche

Del “Observatorio sobre el comportamiento de los conductores en la red de autopistas durante las restricciones de movilidad por la pandemia Covid19” se extrae que el 58% de los vehículos ligeros supera la velocidad máxima. Autopistas recuerda que una velocidad adecuada puede provocar “el efecto túnel”; es decir, al ir más rápido, se reduce el campo de visión de manera inversamente proporcional a la velocidad.

Mantener los km/h correctos es un factor protector y se estima que haría posible el objetivo “O accidentes”, pero aún queda camino por recorrer. Por ello, Autopistas ha puesto en marcha la campaña de seguridad vial “Ahora que vuelves a conducir, por favor no te relajes #noteaceleres”, con el reto de sensibilizar sobre la prevención de accidentes en el ámbito de la velocidad.

Autopistas ha puesto en marcha la campaña de seguridad vial “Ahora que vuelves a conducir, por favor no te relajes #noteaceleres”

Siguiendo esta misma línea, la Comunidad Europea lanzó hace dos años el tercer paquete de medidas a favor de la seguridad vial para el período 2021-2030. Su objetivo es poder salvar hasta 10.500 vidas en las carreteras europeas reduciendo los accidentes mortales.

Se busca conseguir 0 accidentes mortales en el año 2050. Para ello, la mentalidad del objetivo “Visión Cero” debe arraigar más de lo que lo ha hecho hasta ahora. Pero los peligros en la carretera no se deben únicamente a una velocidad excesiva. No llevar el cinturón de seguridad, ir consultando el teléfono móvil o no respetar las distancias de seguridad son hábitos igualmente peligrosos.

El objetivo es conseguir 0 accidentes mortales en el año 2050

Del mismo estudio de Abertis se concluye que cerca de un 15% de los vehículos ligeros no respetan la distancia mínima de seguridad. Autopistas señala que la peligrosidad que implica este comportamiento es muy elevada, ya que, ante un imprevisto, será imposible evitar un alcance. Más aún si los conductores no avisan a los demás usuarios de sus intenciones. Aún existe un preocupante número de conductores que no señaliza correctamente su intención de adelantar, aumentando ese riesgo de sufrir un accidente en la carretera. Según los datos de la compañía, el 74% de los vehículos no señaliza como debiera en los adelantamientos.