loader image

Las marcas de coches que dejarán de vender diésel muy pronto

Fuente: Autopista. Fecha noticia: 11/06/21

El fin de la producción diésel de vehículos para particulares está más cerca. Te contamos qué marcas lo dejarán a un lado muy pronto y desde cuándo.

Pese a las voces críticas de patronal y fabricantes, el fin de la venta de vehículos diésel sigue adelante con pasos cortos, lentos pero inexorables. Hace unos días os contamos que el interés de los compradores en este combustible ha caído de forma brusca en los últimos años y, sin duda, las últimas medidas en materia de movilidad o los planes para prohibir su venta en las próximas décadas no ayudan.

Ante esta pérdida evidente de interés entre el gran público, los fabricantes ya se guardan las espaldas y algunos han sacado importantes modelos de su oferta diésel, especialmente entre los modelos más pequeños, y otros ya planean la desaparición de la oferta de estos motores en su gama. A continuación, te dejamos las marcas que contemplan dejar atrás este combustible.

Los que ya se han despedido del diésel

Si una marca es referencia por renunciar al diésel es Toyota. En el Salón del Automóvil de Ginebra de 2018 anunció que ese mismo año dejaría de vender vehículos con motor diésel a particulares. El importante peso de sus mecánicas gasolina, y sobre todo híbridas, ha pesado en una decisión que ya había sido anunciada unos meses antes. En diciembre de 2017, la firma puso fecha al fin de la producción de vehículos puramente diésel y gasolina: 2025.

En un movimiento de tanteo del mercado y que probablemente haya pesado en la decisión de Toyota, Lexus, su marca de lujo, fue la primera en dar el paso y dijo adiós al vehículo diésel en 2013. Más ambicioso, incluso, ha sido Smart. El fabricante de vehículos pequeños se ha pasado completamente a lo eléctrico y ya sólo ofrece vehículos impulsados por esta tecnología. Desde 2020, esta estrategia está presente en Estados Unidos, Europa y Asia. Sin duda, un buen banco de pruebas para Mercedes de cara al futuro.

Otra firma que ha abandonado definitivamente el diésel a pesar de que este combustible ha sostenido en gran medida sus finanzas es Porsche. Los germanos dejaron en 2018 de ofrecer estas mecánicas, incluso en sus modelos de mayor tamaño, como el Cayenne. La apuesta es decidida por la electrificación y ya hablaban hace tres años de ofrecer únicamente modelos híbridos y eléctricos a partir de 2025. Los buenos resultados del Taycan seguro que han afianzado estos planes.

Los que lo harán el año que viene

Otra firma japonesa que abandona definitivamente el diésel en Europa es Honda. Y no solo el diésel. En los últimos dos años este combustible ha dejado de estar presente paulatinamente en la oferta de sus vehículos y su plan estratégico debería culminar este año. En 2022, Honda sólo venderá automóviles electrificados en el Viejo Continente, después de adelantar sus planes, que fijaban esta fecha en 2025 cuando se anunció por primera vez.

Estos mismos objetivos también se los han planteado en Fiat-Chrysler. El consorcio tenía planeado dejar de producir vehículos diésel para Europa en 2022, en un proyecto estratégico que va camino de cumplir los cuatro años y que incluía en él a marcas como Alfa Romeo.

Los que dirán adiós entre 2025 y 2030

Pese a que Fiat-Chrysler trabajaban con 2022 como fecha tope para dejar el diésel, la creación del Grupo Stellantis puede haber trastocado este camino. En el Grupo PSA la hoja de ruta marcaba 2025 como el año para decir adiós a estas mecánicas y DS, además, se pasará a la electrificación más pura ese mismo año, produciendo únicamente híbridos enchufables y eléctricos.

Otra de las marcas que ha puesto como fecha tope para el adiós al diésel en 2025 es Jaguar. La firma británica espera aguantar estas mecánicas otros cuatro años debido a su importancia dentro de sus productos. Entre los ya comentados, Fiat-Chrysler contaban con alargar la vida del diésel en Maserati hasta 2025, aunque en este caso la estrategia es más agresiva, pues quieren producir únicamente vehículos híbridos e híbridos enchufables a partir de esta fecha.

Un poco después, ya en 2030, Bentley se ha propuesto ofrecer únicamente vehículos electrificados. Hasta entonces quiere seguir vendiendo vehículos de combustión, pero ya ha comenzado a dar pasos adelante en su estrategia. El mismo objetivo tiene Volvo. Los suecos aún no han hecho oficial cuándo quieren dejar de vender vehículos diésel pero sí afirman que en 2030 sólo esperan vender vehículos eléctricos… y online, en una revolución de su modelo de negocio.

Los que se despiden poco a poco

Sin fecha oficial pero dando pasos adelante, marcas como Nissan aún no han hecho público si se despedirán o no del diésel en los próximos años pero algunos de sus modelos más importantes, como el Qashqai, ya se venden en Europa sin esta alternativa.

Volvo, que tal y como comentábamos no tiene una fecha fija, también ha empezado a lanzar importantes modelos de su catálogo sin esta mecánica. Su S60, por ejemplo, se vende desde 2019 sin la posibilidad de elegir una versión diésel.