loader image

Llegó la hora: el próximo Mazda MX-5 será el primer Miata electrificado de la historia

Fuente: Motor Pasión. Fecha noticia: 24/06/21

Lo que comenzó como meros rumores parece que será realidad: la próxima generación del Mazda MX-5 se rendirá a la electrificación y será probablemente híbrida. Todo un antes y un después para este icono automovilístico siempre ligado a motores gasolina.

Y es que, según recoge la publicación nipona Kuruma, Mazda ha confirmado recientemente en una sesión informativa en Japón sus planes a medio plazo y que llevan la electrificación por bandera. Con el horizonte puesto en 2030, todos los coches de la marca serán electrificados: el 25 % completamente eléctricos y el 75 % restante dispondrá de algún tipo de electrificación.

Así, el pequeño deportivo estará incluido en esta estrategia. Y dado que su próxima generación se espera, como pronto, para 2023, ya daría el paso. De hecho en dicho evento Mazda ha confirmado que el MX-5 estará incluido en dichos planes, como también lo ha corroborado a algunos medios.

Según publica la edición norteamericana de Motor1, y en base a las informaciones previas de la japonesa Kuruma, Mazda habría confirmado a dicha publicación que “están buscando electrificar el MX-5 Miata” como parte de la estrategia de cara a 2030. “Trabajaremos duro para convertirlo en un coche deportivo biplaza abierto, liviano y asequible a fin de satisfacer las necesidades de los clientes”.

Ya en diciembre del año pasado, la francesa L’Argus señaló que el nuevo Mazda MX-5 sería híbrido para poder seguir existiendo y adaptarse a las nuevas exigencias de emisiones.

Además, el año pasado salió a la luz una patente de la firma nipona que combina un motor rotativo con un generador eléctrico en un esquema en el que suman fuerzas una batería, el propulsor térmico y supercondensadores. Se trataría de una mecánica eléctrica de rango extendido.

Por otro lado, L’Argus señalaba que la que será la quinta generación del Miata, o MX-5, mantendrá un propulsor gasolina longitudinal de cuatro cilindros, pero apoyado en un motor eléctrico ubicado en la transmisión.

Aunque esto supondría equipar una batería, lo que se traduce en un aumento de peso para un coche que por tradición ha destacado por ser un ligero deportivo biplaza: en su actual entrega apenas supera los 1.000 kilos. De ahí que Mazda hable de esforzarse en mantenerlo tan ligero como asequible.

Otra posibilidad es que Mazda optara por una mecánica mild-hybrid, pues también entra dentro de la electrificación. No en vano, más allá de su eléctrico MX-30, los modelos alternativos que ahora comercializa son microhíbridos y basados en su tecnología Mazda M Hybrid que integra un motor generador ISG alimentado por un sistema de 24V.

Se abre así un amplio abanico de posibilidades para que el Mazda MX-5 se pase a la electrificación, pero que debe mantener su esencia si quiere seguir siendo un superventas. En 2019 se coronó como el deportivo más vendido en Europa, con más de 7.700 unidades y superando al Porsche 911.

El actual Mazda MX-5 monta motores gasolina Skyactiv-G: uno de 1.5 litros y 132 CV, y otro más potente de 2.0 litros y 184 CV, ambos gestionados por un cambio manual y con la tradicional propulsión trasera que ha acompañado a este deportivo.