loader image

Los coches más robados de España y las ciudades donde más se sustraen

Fuente /El Mundo Motor. Fecha noticia: 16/02/21

Sevilla, Madrid, Huelva y Barcelona son las provincias donde es más probable sufrir un robo del vehículo

Los coches más vendidos y populares en España también son los más robados, y el motivo es que son los más rentables a la hora de venderlos por piezas para reparaciones. Esa es la conclusión del informe ‘Los robos en automóviles españoles en 2019’ recién publicado por Estamos Seguros, la iniciativa de divulgación de la cultura aseguradora promovida por UNESPA, con datos proporcionados por Centro Zaragoza y TIREA.

Según los datos de este estudio, los cinco modelos coches más robados en España en 2019 fueron el Seat Ibiza, el Seat León, el Volkswagen Golf, el Ford Focus y el BMW Serie 3, algunos de los modelos más vendidos en España ese mismo año. De hecho, el León lideró el ranking de ventas en 2019 con más de 35.000 unidades matriculadas, mientras que el Ibiza fue sexto con 25.134 y el Golf fue octavo con 24.335 entregas.

La lista de los coches más robados continúa con otros clásicos de las carreteras españolas como son el Citroën Xsara, el Peugeot 206, el Ford Fiesta, el Renault Mégane (el quinto modelo más vendido en 2019) o el Opel Astra. Pero, además, los amigos de lo ajeno no quieren coches nuevos último modelo, sino que los prefieren viejos porque son más propensos a necesitar un recambio. De hecho, algunos modelos como el Xsara y el 206 ya ni se fabrican. Por eso seis de cada 10 percances de robo (el 60%) están protagonizados por vehículos que tienen entre 11 y 25 años de antigüedad, según el estudio de Estamos Seguros.

De acuerdo a este informe, la incidencia de los robos entre los llamados ‘vehículos viejos’ es superior a su peso relativo en el conjunto del parque móvil nacional (57%), mientras que los vehículos más ‘jóvenes’ (aquellos con menos de cinco años desde su matriculación) sólo sufren un 18% de los robos, por debajo de su representatividad (19%) entre todos los vehículos del país. Sobre este dato inciden también las mejoras en sistemas antirrobo que introducen los fabricantes en los nuevos más recientes.

Según el estudio de Estamos Seguros, en 2019 se produjeron 128.000 percances de robo en vehículos asegurados, la cifra más baja de toda la década. Estos incidentes incluyen tanto la desaparición del vehículo en sí, como la sustracción de algún objeto en su habitáculo o de alguno de sus componentes.

El aseguramiento frente a robo es una cobertura que los conductores contratan por propia voluntad. Aunque no es obligatoria (el seguro a terceros sí lo es), cada vez goza de más aceptación. De hecho, el 66% del parque móvil está protegido frente a esta eventualidad. En total, en España hay 15,8 millones de vehículos cubiertos frente a robo por su aseguradora y un 92% son turismos, según datos de ‘Estamos Seguros’.

Si bien los vehículos que sufren más incidentes son los más comunes (los turismos de gama media), los modelos que sufren más percances de robo en términos relativos (es decir, aquellos que se sustraen más en relación con la cantidad de unidades existentes) son otros. Esta lista tampoco está dominada por los modelos de lujo. En su lugar, se encuentra trufada de modelos dedicados a la carga y el reparto, como las furgonetas Citroën Jumper, Fiat Doblò Cargo y Fiat Fiorino. Todos estos modelos, junto con el BMW X5 (este sí es un SUV de gama alta) y el Ford Focus, tienen entre tres y cuatro veces más probabilidades de sufrir un robo que cualquier otro vehículo en España.

Otro factor que influye en las probabilidades de sufrir un robo es el lugar de residencia. Según el informe, las provincias españolas donde es más probable padecer un robo son Sevilla, Madrid, Huelva y Barcelona. Un análisis por municipios sitúa a Melilla a la cabeza de las localidades donde es más probable sufrir un robo debido a su proximidad con Marruecos, uno de los destinos más comunes de los coches robados en España.

Eso es cuanto a ‘exportaciones’. En lo referente al mercado de piezas de repuesto, las poblaciones con mayor probabilidad de robo están situadas en la periferia de alguna gran capital. Es el caso de Dos Hermanas, Santa Coloma de Gramenet, Parla, Fuenlabrada, Rivas-Vaciamadrid, Badalona y Móstoles. Esta lista de localidades se encuentra acompañada también por Melilla y dos capitales de provincia: Sevilla y Huelva.