loader image

Opel desvela la sexta generación del Astra

Fuente: El Mundo Motor. Fecha noticia: 16/07/21

Contará con versiones híbridas enchufables, con hasta 225 CV de potencia, y llegará a principios de 2022

Lanzado hace 30 años como sucesor del exitoso Kadett, el Opel Astra llega a su sexta generación con una verdadera revolución en todos los campos y que se ha beneficiado, en un gran número de elementos, de las sinergias con la antigua PSA (hoy dentro de Stellantis). Y eso es cierto tanto para donde no se ve, caso de la plataforma multienergía EMP2, como en el exterior. De hecho, algunos de sus trazos recuerdan al nuevo Peugeot 308, aunque en la zaga también habrá quien pueda ver el estilo del actual Volkswagen Golf.

El coche luce un capó más horizontal, una línea de cintura menos ascendente, un aspecto más monolítico y musculoso, como si se tratara de una roca esculpida. Y también se aprecian detalles previsibles como el ‘Opel Vizor’, ese conjunto característico que forman las luces delanteras y la parrilla frontal que ahora es común a los Opel de última generación (lo estrenó el Mokka, pero también se ha extendido al Grandland y al Crossland e incluso a prototipos como el Manta GSE Elektromod.

Opel, una referencia en luces

En el frontal, las luces reciben la tecnología Intelli-Lux Pixel Light con la que ya cuentan los Grandland e Insignia, formadas por 168 elementos Led (84 por faro) que adaptan el alcance y la dirección de la luz según la situación de la conducción, el entorno o la presencia de otros conductores frente a nosotros, para lo cual no necesita más que unos milisegundos.

Por lo demás, era de esperar en su imagen externa que el capó luciera un nervio central, pero no contábamos con un pilar C en forma de aleta de tiburón que cambia por completo la estampa lateral comparada con la de su antecesor. Y tampoco con un portón trasero fabricado con material compuesto y que contribuirá a reducir el peso, que siempre se incrementa conforme aumenta la tecnología del coche.

Importante aumento de la batalla

La longitud se mantiene inalterada. Bueno, en realidad sería más justo decir que el Astra 2022 ha ganado 4 mm (ahora mide 4.374 mm), pero esta ganancia tan exigua cede todo protagonismo a un incremento de 13 mm en la distancia entre ejes (2.675 mm) para que los pasajeros posteriores tengan un poco más de espacio para las piernas. Y eso teniendo en cuenta que el maletero también ha crecido de 370 a 422 litros, haciendo que el nuevo Astra presuma entre los modelos de cinco puertas de su segmento por semejante capacidad.

De los indicadores analógicos no queda ni rastro en el nuevo Astra. En su lugar, el cuadro de relojes es una pantalla de 10″ que tiene su continuidad en otra del mismo tamaño para el sistema de infoentretenimiento. Pero el minimalismo no se ha aplicado de manera enfermiza y todavía contamos con botones físicos para un manejo rápido, como los que permiten manejar el volumen de la radio o regular el climatizador. Aun así, se han contemplado servicios conectados que pueden ser manejados mediante el control de voz utilizando un lenguaje natural.

Habrá versiones electrificadas

El selector del cambio en las variantes automáticas (de 8 velocidades y sólo disponible con las mecánicas más potentes) es una diminuta palanca, y en Opel aseguran que los asientos con la certificación alemana AGR no defraudarán: situados los delanteros 12 mm más bajos que en el modelo anterior para favorecer la sensación deportiva, cuentan con una densidad de las espumas optimizada y pueden ofrecer numerosos ajustes premium, como el apoyo lumbar electroneumático, la ventilación y el masaje para las plazas delanteras y la calefacción también en la banqueta posterior.

En cuanto a los motores, la principal novedad es la esperada electrificación. En Opel no han hablado sobre si llegará una versión 100% eléctrica, pero sí sabemos que en el Astra 2022 podremos elegir un híbrido enchufable con dos rangos de prestaciones y cuya versión más potente tendrá 225 CV de forma conjunta.

Por supuesto también habrá versiones de gasolina, pero Opel no abandona el diésel y estos motores tradicionales contarán con potencias de entre 110 y 130 CV, las variantes más sencillas asociadas a una transmisión manual de seis velocidades (automático de 8 en los más potentes).

Más elementos de seguridad

Muy importante es la forma en que el nuevo Astra ha mejorado su seguridad. En este sentido, la rigidez torsional de la carrocería es un 14% superior a la de su predecesor y sus responsables hablan de una superior estabilidad. Pero luego están todos aquellos elementos electrónicos que monitorizan el entorno para minimizar riesgos. Hablamos de la posibilidad de adaptarse a la velocidad de las curvas, hacer recomendaciones de velocidad y realizar cambios de carril semiautomáticos, lo que permite gracias a cuatro cámaras (una delante, otra detrás y una a cada lado), cinco sensores de radar y varios sensores ultrasónicos.

Pero también incluye elementos cada día más habituales, como el control de velocidad adaptativo (con posibilidad de detenerse del todo si el cambio es automático), la alerta de tráfico cruzado trasero, la detección de ángulo muerto y el posicionamiento activo en el carril.

Será en otoño cuando se puedan hacer los primeros pedidos del nuevo Opel Astra a unos precios que todavía desconocemos. Y las primeras unidades llegarán a España a principios de 2022.