loader image

Reino Unido prepara el primer aeropuerto para coches voladores

Fuente / El País Motor. Fecha noticia: 01/02/21

La primera instalación de este tipo en el mundo, que acogerá drones autónomos y aerotaxis, se estrenará este año en la región de Coventry.

El futuro será multifuncional. La empresa Urban Air Port ha conseguido imponerse en el concurso público Future Flight Challenge del gobierno británico y su proyecto ganador –un aeropuerto para drones y coches voladores– verá la luz antes del fin de 2021. Se trata del primer paso de un ambicioso plan para promover en aquel país la movilidad aérea y la electrificación del transporte, tanto de mercancías como de personas.

Y además de este soporte público oficial, el proyecto cuenta con la colaboración de Hyundai, que tiene previsto lanzar sus taxis aéreos en 2028, como ya declaró hace unos meses durante la celebración del salón tecnológico CES de Las Vegas.

Despegue vertical y recarga de coches

El nuevo aeropuerto se ubicará en la región de Coventry y toma la delantera en esta nueva era del coche volador, al que otras empresas de diversa índole como Uber o Airbus han prometido sumarse en 2023. Y estas instalaciones serán multifuncionales, pues permitirán operar tanto a los pequeños drones de reparto como a los aerotaxis de despegue vertical (VTOL), además de servir como central de recarga para los vehículos terrestres electrificados de tecnología enchufable.

Reino Unido se adelanta con este proyecto a una nueva era del transporte y también a otros proyectos similares a los que ya se han anunciado en otros lugares del mundo como Singapur o Miami. Sin embargo, todavía quedan importantes escollos que salvar en cuanto al perfeccionamiento de la tecnología autónoma, la rentabilidad de producir este tipo de vehículos y las adaptaciones normativas necesarias para su utilización bajo las legislaciones vigentes.

Por el momento las cuentas salen y la consultora propia de la marca alemana Porsche ya prevé que el negocio de los coches voladores movilizará unos 26.500 millones de euros en 2035.