loader image

Stellantis, la unión de FCA y Grupo PSA, echa a rodar

Fuente / El Mundo Motor.  Fecha noticia: 16/01/21

 
 
 
 
El grupo cuenta con 14 marcas y es el cuarto fabricante mundial por volumen. Su reto: evitar la canibalización entre sus marcas.

 

Stellantis es el grupo resultante de la fusión entre iguales de los grupos italoamericano Fiat Chysler Automobiles (FCA) y el francés Grupo PSA, tras el visto bueno de las autoridades de competencia el pasado diciembre y tras la aprobación de las respectivas juntas de accionistas de ambos consorcios.

En concreto, el 99,15% de los accionistas de FCA y el 99,95% de los de PSA presentes en las juntas (telemáticas) celebradas el 4 de enero aprobaron la fusión de ambas compañías.

El resultado será la sociedad Stellantis, compartida al 50% y que englobará al cuarto fabricante mundial de automóviles, con unas ventas de 8,7 millones de unidades anuales. Solo estarán por delante Toyota, el Grupo VW y la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Este lunes día 18, el presidente de la nueva compañía, John Elkann y el consejero delegado de la misma, Carlos Tavares, serán los encargados de hacer sonar la campana del inicio de la sesión bursátil de las Bolsas de Milan y de París, donde Stellantis comenzará a cotizar. Asímismo, al día siguiente, Carlos Tavares será el encargado de abrir la sesión en Wall Street, donde también cotizará Stellantis. El debút en el parqué neoyorquino se retrasa un día porque el lunes 18 está cerrado debido a la celebración del día de Martin Luther King.

OTOÑO 2019

El proyecto se dio a conocer en otoño de 2019, después de que FCA rompiera negociaciones con Renault, y se traducirá en una compañía con 14 marcas (Peugeot, Citroën, Opel, DS, Jeep, Chrysler, Fiat, Alfa Romeo, Maserati, RAM, Mopar, Fiat Professional entre ellas); más de 400.000 empleados, cerca de 40.000 millones de capitalización bursátil y, atendiendo a los datos de 2019, unos ingresos de 167.000 millones de euros.

Además, se espera lograr unas sinergias anuales de 5.000 millones y un beneficio operativo ajustado cercano a los 12.000 millones.

SOBRECAPACIDAD

Aunque los dos fabricantes se comprometieron a no cerrar factorías tras su fusión [y FCA recibió un préstamo estatal de 6.300 millones en 2020], en la consultora LMC calculan una sobrecapacidad de entre cuatro y siete millones de vehículos en todo el mundo.

En cuanto a si las marcas se canibalizarán, Tavares ya ha demostrado en PSA cómo hacer hueco a varias generalistas y parecidas, además de potenciar a Opel. Un papel que ahora se le puede requerir para Maserati, Lancia o Dodge.

En el extremo contrario, Peugeot y Jeep (además de RAM, la marca de pick up, en EEUU) pueden considerarse la joya de la corona, a la espera de ver qué ocurre con el renacimiento de Maserati. Y Fiat puede salir muy beneficiada ya que le resultará mucho más fácil y barato renovar su gama gracias a los elementos comunes.

Entre otros aspectos condicionados a la fusión, FCA repartirá 2.900 millones de euros en dividendos a sus accionistas (inicialmente se habló de 5.000 millones). Y el 46% que actualmente tiene PSA en el fabricante de componentes Faurecia, se distribuirá dentro de Stallantis.