Tercera generación del Nissan Qashqai, el inventor del segmento SUV y su modelo más vendido

Fuente /El Economista. Fecha noticia: 18/02/21

En sus 14 años de vida, ha vendido más de tres millones de unidades en Europa

Nissan acaba de presentar la tercera generación del Qashqai, su modelo más exitoso en los últimos años, el creador del segmento SUV y su modelo más vendido.

El Qashqai es sin duda el modelo de referencia de Nissan en el mercado europeo. Hace 14 años, la firma japonesa pegó el gran ‘pelotazo’ con una apuesta muy arriesgada: un coche familiar, pero muy diferente de las rancheras, o carrocerías break, a las que llevábamos cuarenta años acostumbrados.

Un vehículo con la carrocería muy elevada, al estilo de los todoterreno, vehículos muy exclusivos, encaminados principalmente a eso, a la conducción ‘off-road’. Nissan no ofrecía desde luego esto, pero sí inventó el concepto ‘todocamino’, con el cual los conductores se aventuraban a meter el Qashqai por caminos de tierra fáciles, y con ello se creían los ‘reyes del 4×4’.

También influyó la engañosa ‘seguridad’ que parecía ofrecer un coche por el mero hecho de tener una carrocería más elevada, y por ello una posición de conducción desde la que mirar “por encima del volante” al resto de conductores que seguían allí abajo, pegados al asfalto en sus berlinas, compactos y utilitarios.

La apuesta, más que acertada, fue triunfal, y los europeos en general, y los españoles en particular, acogieron con entusiamo la propuesta ‘crossover’, con 325.000 unidades vendidas en España (de largo el SUV con más éxito en estos 14 años, líder del segmento en cada uno de estos años), y más de tres millones de matriculaciones en Europa.

Un diseño continuista

En lo que respecta a esta segunda generación del Qashqai, Nissan ha decidido no hacer un cambio radical en el diseño, como sí hizo cuando cambió de la primera a la segunda generación. De esta forma, el modelo es claramente reconocible a simple vista como un Qashqai.

La carrocería es más musculosa, afilada y moderna, con especial atención a la delgadez de los grupos ópticos. La distancia entre ejes del coche se ha incrementado en 20 milímetros y la longitud total ha aumentado en 35 mm. La altura y la anchura también han aumentado, en 25 mm y 32 mm, respectivamente.

La parrilla delantera se ha ampliado, y está flanqueada por los referidos faros finos Full LED con luces diurnas tipo bumerán. En cuanto al lateral, y siguiendo la moda imperante en el segmento, el Qashqai presenta una línea más horizontal, tendiendo hacia la estética cupé.

En el interior destaca una nueva iluminación ambiental blanca, mientras que todo el manejo digital se hace a través de tres pantallas, de nueve, 12,3 y 10,8 pulgadas (esta última en el head-up display).

En cuanto al maletero, se ha ganado 50 litros respecto a la generación anterior, además de que el suelo de la zona de carga está 20 milímetros más baja. El portón eléctrico añade un plus de comodidad a la hora de cargar el coche.

Un gasolina híbrido y enchufable

En cuanto a las motorizaciones, el Nissan Qashqai ofrece de salida en esta tercera generación un propulsor de gasolina 1.3 con hibridación ligera, con potencias de 140 y 158 CV, y tracciones 4×2 y 4×4, además de un híbrido enchufable sobre un motor gasolina 1.5, con una potencia de 190 CV.